La obra de Sylvia Plath plantea una pregunta que aún nos hacemos casi 70 años después: ¿podemos tenerlo todo?…