Durante poco más de 40 años La Guerra de las Galaxias (Star Wars) ha servido para alimentar la inspiración de todos los aficionados de la ciencia ficción.

Originalmente se podría decir que la saga de George Lucas estaba dirigida a la población masculina, pero pronto se estableció la estadística: las películas eran tan populares dentro de la población femenina como de la masculina.

Quizás una de las razones de este interés es que luego del lanzamiento de Star Wars: A New Hope, los personajes femeninos que han entrado en la franquicia han demostrado ser tan capaces de patear traseros como sus homólogos masculinos.

Para celebrar este 4 de mayo y que la Fuerza nos acompañe, echamos un vistazo a las mujeres que ayudan a dar forma y complejidad a la saga de La Guerra de las Galaxias. Y que nos perdonen los ultra fans si algo se nos ha pasado.

 

La Guerra de las Galaxias

La Princesa Leia – Leia Organa: las mujeres no siempre necesitan ser salvadas

Nadie podría haber previsto el impacto que tendría en el mundo Star Wars: Episodio IV, Una nueva esperanza. El Luke Skywalker de Mark Hamill pudo haber sido el héroe y el Han Solo de Harrison Ford el mejor compañero de aventuras, sin embargo, es la Princesa Leia de Carrie Fisher la que se roba el show. Criada en Alderaan, Leia es una política respetada, así como su madre biológica, Padmé Amidala, y su padre adoptivo, Bail Organa.

Al conocer a Luke y Han, Leia es la que saca al trio de situaciones peligrosas y nunca tiene miedo de molestar al copiloto de Han, Chewbacca, a pesar de que sabe que es imprudente hacerlo. Después de tres películas, Leia se convierte en la esposa de Han Solo y en la madre de Ben, nombre otorgado en honor a Obi-Wan «Ben» Kenobi.

Tras la caída de Ben al lado oscuro, Leia y Han Solo se separaran. Al igual que Luke, quien creía que Anakin aún podía volver a la luz, Leia piensa lo mismo de hijo.

Pese a que en las precuelas de la saga su personaje no aparece, su poder se reinventa en la nueva trilogía y vemos a una Leia reconvertida en General Organa, que desvela su experiencia al comandar la Resistencia contra la Primera Orden.

 

La Guerra de las Galaxias

Padmé Amidala: las habilidades diplomáticas son necesarias en situaciones de vida o muerte

Padmé Amidala, originaria de Naboo, es una política nata al convertirse en reina a los 14 años y, diez años después, ostenta el título de senadora. Padmé se casa con su viejo amigo Jedi Padawan Anakin Skywalker, sin embargo, durante tres años, se ve obligada a mantener su matrimonio en secreto de sus aliados más cercanos.

A medida que La Guerra de los Clones fue avanzando, Padmé lucha por la justicia en la galaxia, pero su voz se ve silenciada ante los gritos del enemigo y de sus compañeros senadores, quienes creen que la forma de pensar de la senadora es poco ortodoxa.

A pesar de ser una política nata, Padmé también es hábil con las bombas y lucha junto a Anakin en medio del conflicto bélico. Hacia el final de la guerra, Padmé queda embarazada, sin embargo, no llega ver crecer a sus hijos ya que moriría al caer Anakin en el lado oscuro. Antes de su muerte, Padmé le dice a Obi-Wan que cree que aún habita bondad en Anakin. Esta creencia es reforzada y llevada a cabo por uno de sus hijos, Luke Skywalker, quien trae a su padre de vuelta a la luz.

 

La Guerra de las Galaxias

Ahsoka Tano: creer y ser capaz

Introducida en la película La Guerra de los Clones, Ahsoka Tano pronto se convierte en la favorita de los fans después de un comienzo un poco accidentado. Es la primera protagonista femenina Jedi de cualquier película o serie de televisión de Star Wars, Ahsoka es asignada por Yoda para convertirse en la aprendiz padawan del recién acuñado Caballero Jedi, Anakin Skywalker.

En el transcurso de la serie de televisión La Guerra de los Clones, el desarrollo del personaje de Ahsoka la lleva a enfrentarse a algunas criaturas desagradables y a sobrevivir contra algunos de los personajes más peligrosos que La Guerra de las Galaxias haya visto jamás.

Años después de la caída de la República y el surgimiento del Imperio, Ahsoka se convierte en líder de la Rebelión, uniendo fuerzas con Bail Organa, que criaba en secreto a la hija de Anakin y Padmé, Leia. Durante años, Ahsoka fue inducida a creer que Anakin había muerto durante la Orden 66. Sin embargo, al unirse a los rebeldes de Hera Syndulla, se entera de que ahora es Darth Vader. Finalmente se encuentra con él y, a pesar de estar devastada al saber que su mentor es ahora la mayor amenaza de la galaxia, apela a la esperanza y trata de hacer entrar en razón a Vader, sin embargo, como bien sabemos, no tuvo efecto.

 

La Guerra de las Galaxias

Jyn Erso: crecer sin un padre no es tan malo cuando ayudas a torcer los planes del imperio

Rebelde de nacimiento, Jyn Erso es la hija del científico Galen Walton Erso y su esposa, Lyra. Jyn se convierte en la razón por la que el indicativo Rogue One no se usa en las películas originales de la Saga Skywalker. Criada parcialmente por Saw Gerrera, antes de desaparecer, Jyn tuvo que madurar muy rápido.

Jyn es reclutada por Mon Mothma para ayudar a la rebelión en formación y recuperar los planos de la nueva arma del Imperio: la Estrella de la Muerte; además, se une a un grupo de inadaptados, incluidos el droide K-2SO y al Capitán Cassian Andor.

El grupo se conoce como Rogue One y en el curso de su aventura, forman un vínculo inusual con Jyn que se acerca a Andor, para disgusto de K-2, que la encuentra prescindible y temeraria. A pesar de su educación, Jyn es capaz de defenderse por sí misma y no es una persona atada a lealtades. Esto se demuestra al no unirse a los rebeldes, pero los ayudar a recuperar los planos del Proyecto Stardust.

 

Rey: la autodidacta Jedi

La protagonista de la trilogía secuela a La Guerra de las Galaxias, tiene unos orígenes similares a los de Anakin y Luke Skywalker. Nacida en un planeta desértico, Rey fue criada por alguien que no era su padre, en su caso, el desagradable Unkar Plutt. Autodidacta en la lucha con bastones, Rey tiene un fuerte vínculo con la Fuerza, pero no tenía ni idea de por qué o qué estaba experimentando. Sus aventuras en la galaxia comienzan cuando rescata al droide de la Resistencia, el BB-8.

En el transcurso de su aventura descubre nuevos amigos dentro de la Resistencia. Se enfrenta al hijo de Leia, Ben, con quien desarrolla una conexión a través de la Fuerza, gracias al líder supremo Snoke. Vista como una mujer independiente, Rey puede defenderse de una horda de matones sólo con su bastón. También es capaz de usar un sable de luz y es un piloto capaz sin tener ningún tipo de entrenamiento.

 

Shmi Skywalker Lars: la madre del mayor temor de la galaxia

La matriarca de la familia Skywalker, Shmi es una esclava que milagrosamente queda embarazada sin la ayuda de un hombre y da a luz a un hijo sensible a la Fuerza al que llamó Anakin. A pesar de ser una madre soltera y esclava, el amor que promulga por su hijo, desea que el tenga una verdadera oportunidad lejos de la esclavitud, por lo que le permite irse con Qui-Gon Jinn.

Sin rencor, Shmi comprende que Qui-Gon no puede liberarla de la esclavitud como lo había hecho con Anakin. Sin embargo, en los últimos años antes del comienzo de La Guerra de los Clones, Shmi es liberada por el humildísimo agricultor Cliegg Lars, con quien se casa, convirtiéndola en la madrastra de su hijo, Owen. A pesar de su nueva vida, Shmi piensa constantemente en su hijo, Anakin.

Cuando Anakin regresa a Tatooine casado con Padmé Amidala, queda devastado al enterarse de que su madre ha sido secuestrada por Tusken Raiders.

 

Phasma: la primera villana, la mujer soldado de asalto

The Force Awakens trajo muchas primicias al universo de La Guerra de las Galaxias. Phasma es una de ellas, convirtiéndose en la primera villana femenina en una película de acción en vivo en La Guerra de las Galaxias. Sirviendo bajo los secuaces del líder supremo Snoke, Kylo Ren y el general Hux, Phasma está a cargo de entrenar a los Stormtroopers, entre ellos estaba el FN-2187, que sería conocido como Finn.

Tomando su trabajo increíblemente en serio, Phasma es una solddado zombi sin emociones cuando se trataba de hacer aliados. Para ella, todos los que no son leales a la Primera Orden merecen morir.

 

***

Los personajes femeninos en La Guerra de las Galaxias tienen tanto derecho a ser amados como los masculinos. Estas son algunas de las mujeres han demostrado su valía luchando junto a sus compatriotas masculinos, demostrando que tienen todo el derecho a estar en la posición de poder en la que se encuentran. Como se ha señalado, no todas estas mujeres son dignas de combate, pero aún así pueden patear traseros.

 

No seas egoísta, comparte:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •