Violencia sexual: glosario de términos para no perderse en la era del #MeToo

En los últimos años, la violencia sexual está ocupando, por desgracia, muchos titulares. Sin embargo, a diferencia de otras décadas, hoy contamos con movimientos como MeToo o Time’s Up, los cuales han supuesto una revolución global. Las víctimas se sienten menos solas para romper el silencio. Este contexto ha supuesto que usemos con asiduidad muchas palabras relacionadas con la violencia sexual, pero ¿sabemos bien lo que significan? A través de este glosario despejamos varias dudas

Violencia sexual: funciona como un concepto paraguas. Hace referencia a aquel comportamiento donde la actividad sexual no es consentida, el consentimiento no se da libremente, la víctima no puede dar su consentimiento porque no es consciente o porque no puede negarse.  En este término recogemos todos las conductas de carácter sexual que tienen un fin delictivo: agresión sexual, violación, abuso sexual, acoso sexual, sextorsión, grooming, trata de personas con fines de explotación sexual, obligar a alguien a masturbarse mientras es grabado, la violación ‘correctiva’, etc. En la violencia sexual se incluyen las situaciones de abuso y agresión sexual en la que se utilizan drogas para anular la voluntad de la víctima o cuando un tercero obliga o coacciona a una víctima para mantener sexo contra su voluntad con otra persona. 

Agresión sexual: es un tipo de delito sexual donde se emplea violencia y/o intimidación. La voluntad del agresor se impone de forma violenta e intimidatoria sin importar el consentimiento de la víctima. Es decir, para hablar de agresión sexual no es suficiente con que la víctima no consienta sino que el acto delictivo se ha cometido con violencia y/o intimidación. Por ejemplo, no sería lo mismo que una mujer fuera violada a punta de pistola, mientras se la golpea; que otra situación donde esa violencia sexual se cometiera sin violencia física. Ambos actos son terribles, pero la legislación considera que se trata de delitos diferentes. En el Código Penal español, la agresión sexual viene recogida en el artículo 178. 

Abuso sexual: en el contexto español, es un delito que también implica un atentado contra la libertad sexual de la víctima. Sin embargo, en este caso, se produce sin violencia o intimidación, así como sin consentimiento. También incluye aquellos abusos no consentidos donde el consentimiento haya sido viciado, por ejemplo, personas privadas de sentido, cuando se anula la voluntad de la víctima (por ejemplo, a través del uso de drogas) o cuando prevalece una situación de superioridad que coarte la libertad de la víctima. 

Violación: en general, la violación es entendida como el acto de carácter delictivo donde una persona fuerza a otra a tener relaciones sexuales sin su consentimiento. Aunque existen diferencias entre las legislaciones de cada país, la violación implicaría cualquier tipo de penetración, ya fuera ésta realizara con el pene, cualquier otra parte del cuerpo o un objeto. 

Acoso sexual: es cualquier comportamiento de naturaleza sexual, ya sea verbal o físico, no deseado. Algunos ejemplos de acoso sexual son: solicitudes de favores sexuales, chantajes sexuales, contacto físico innecesario, enviar mensajes obscenos e insinuaciones atentando contra la dignidad de la víctima. Estos comportamientos generan un clima intimidatorio, degradante, angustioso y humillante para la víctima. Aunque hombres y mujeres pueden ser víctimas de este delito, cabe señalar que la Organización Internacional del Trabajo y la CEDAW describen han descrito el acoso sexual como una expresión de la discriminación de género y un tipo de violencia contra las mujeres. 

Estupro: en este delito sexual una persona adulta mantiene relaciones sexuales con una persona que es menor a través del engaño y/o el abuso de poder. La edad mínima y máxima, así como las conductas que se califican como estupro, pueden variar dependiendo del país y la legislación. No obstante, el estupro no debe confundirse con la pedofilia, pues ésta hace referencia a la atracción sexual hacia niños prepúberes. Es un término que está en desuso y que actualmente, en muchas legislaciones, es sustituido por abuso sexual infantil. 

Sextorsion: se trata de un chantaje sexual. Se basa en la amenaza de distribuir material de carácter sexual de la víctima si no proporciona al agresor más imágenes del mismo tipo, dinero o no accede a otras peticiones (por ejemplo, masturbarse de forma no consentida ante una webcam para él). Algunos tipos de sextorsión pueden implicar la descarga de malware en los dispositivos de la víctima, provocando con ello que el agresor controle sus movimientos y acceda a su contraseñas y contenido. 

Grooming: es un comportamiento delictivo que tiene como objetivo acosar y abusar sexualmente de un menor. En este delito, el adulto desarrolla una serie de estrategias y de engaños a través de medios digitales para ganarse la confianza del menor. Una vez que el adulto ha conseguido manipular al menor, le demanda fotografías o vídeos de carácter sexual. Una vez que el adulto se hace con la primera imagen, es posible que comience una fase de chantaje, extorsión y amenazas, donde obligará al menor a que siga enviando contenido de carácter sexual si no quiere que el material sea enviado a sus familiares o amistades. El chantaje también puede suceder de otra forma: “si me envías una foto desnudo/a, te pagaré tal juego, te compraré aquello que necesitas, haré tu sueño realidad…” Dentro de esa fase de chantaje, extorsión y amenazas el adulto puede incluso buscar y proponer el encuentro físico con el menor. Los adultos que desarrollan este tipo de comportamiento delictivo pueden ser pederastas y/o pedófilos. A menudo, estos abusadores se hacen pasar por menores de edad. 

Violación correctiva: hace referencia a la violación de personas LGTBI, por parte de familiares o personas del entorno, con el ‘objetivo’ de que, siendo sometidas a esa violencia sexual, las víctimas cambien su identidad sexualidad, su orientación sexual o su expresión de género. Este tipo de violaciones han sido calificadas también como crímenes de odio. 

Pederastia: integra el significado actual del delito de abuso sexual infantil. Es importante diferenciar la pederastia tal y como la conocemos hoy, de la pederastia griega. Esta última consistía en la relación de carácter erótico y con fines educativos entre un joven adolescente (el ‘amado’) y un hombre adulto ajeno a su familia (el ‘amante’). En la Antigua Grecia, el ‘amado’ no era un niño sino un joven o adolescente. Aunque hoy resulte escandaloso y reprobable, para los antiguos griegos era ciertamente normal el amor erótico entre adolescentes y adultos. No obstante, en algunas regiones de la Antigua Grecia había excepciones sobre este tipo de relaciones, siendo limitadas al cortejo en Esparta o considerándose prohibidas, por ejemplo, en Jonia. 

Pedofilia: es el deseo sexual hacia menores prepúberes, es decir, hacia menores cuya fase de desarrollo se encuentra en la pubertad o adolescencia temprana. La pedofilia no es equivalente al abuso. Esta atracción sexual, por inquietante que pueda ser para muchas personas, no constituye un delito. Hay personas con pedofilia que pueden cometer un delito de abuso sexual y otras personas que, en cambio, son capaces de controlar sus impulsos y no dañar a un niño, ya sea porque han pedido ayuda para no pasar al acto o porque poseen habilidades suficientes para controlar su deseo. 

La violencia sexual puede tomar muchas formas, pero hay algo que nunca cambia: la responsabilidad del delito nunca es de la víctima. 

***

Si quieres denunciar o recibir asistencia en caso de abuso, acude a un especialista para que te ayude. Nunca dudes en pedir ayuda en estos casos, la lista de organizaciones que señalamos a continuación te creerán y no te juzgarán. (Nos faltan muchos centros y ongs, si tienes información déjanos un comentario para poder agregarlo a este listado)

Recursos para víctimas de violencia sexual en Argentina:

Línea 144 – Ministerio de las Mujeres, Género y Diversidad de la Nación. El objetivo de la línea telefónica nacional 144 es brindar información, orientación, asesoramiento y contención a las mujeres en situación de violencia de todo el país, los 365 días del año, las 24 hs., de manera gratuita.

Recursos para víctimas de violencia sexual en Bolívia:

Familia Segura 800-11-3040

Recursos para víctimas de violencia sexual en Chile:

Bice: ONG para la protección de los derechos de la infancia que opera en casi 30 países

Paralaconfianza:  Fundación Para la Confianza trabajamos día a día reparar cualquier tipo de violencia.

Recursos para víctimas de violencia sexual en Colombia:

Sisma Mujer

Línea 141 – Línea gratuita nacional para denuncia, emergencia y orientación. Disponible las 24 horas.

Recursos para víctimas de violencia sexual en Costa Rica:

COAVIF : Servicio de atención inmediata y especializado, se accede por medio del Sistema Nacional de Emergencias  9-1-1 durante las 24 horas del día todos los días del año.

Recursos para víctimas de violencia sexual en España:

ADAVAS: ONG formada por profesionales y personas voluntarias que ofrece información y asistencia psicológica y jurídica gratuitas a víctimas de violencia sexual o malos tratos.

CAVAX: Centro de Atención Especializada para evitar o disminuir las situaciones de vulnerabilidad e inseguridad de estas mujeres, atendiendo a su estado emocional, valorando el riesgo que enfrentan, respetando sus tiempos, garantizando y respetando su decisión informada y asegurando su atención psicológica, asesoramiento jurídico, acogida, educativo y su acompañamiento.

PrevenSi: Centro para la prevención del abuso infantil.

Fundación Vicki Bernadet: Fundación trabaja la atención integral del abuso sexual infantil desde tres ámbitos: el Servicio de Atención Terapéutica y Jurídica, el Servicio de Formación y Prevención y el Servicio de Comunicación y Promoción.

Fundación Anar: Fundación que trabaja en la atención integral en la escucha a los problemas de abuso y desamparo en niños y adolescentes.

AVAIM: Asociación vasca para la ayuda de la infancia maltratada. 

Proyecto Esperanza: Apoyamos a mujeres víctimas de la trata con fines de explotación.

Recursos para víctimas de violencia sexual en México:

Fundación PAS: Esta fundación ofrece una solución que impacte en la disminución de la incidencia del abuso sexual. Además, tienen una línea de atención psicológica especializada en abuso sexual infantil 

Recursos para víctimas de violencia sexual en El Salvador:

Ormusa: Organización de Mujeres Salvadoreñas por la Paz provee de servicios y asesoria en la atención de mujeres maltratadas por violencia sexual.

Recursos para víctimas de violencia sexual en Venezuela:

Avesa: Asociación Venezolana para una Educación Sexual Alternativa cuenta con un equipo de apoyo psicológico ante abusos sexuales. Cuentan con el chat de Whatsapp Estoy Informada o en sus siglas (YEI), es un servicio de consulta activa mediante WhatsApp que brinda información en materia de derechos, cuidado y protección de las mujeres. Sólo debes mandar un mensaje al +58 0424-166-22-20

Cecodap: es una asociación trabaja en la promoción y defensa de los derechos humanos de la niñez y adolescencia.

Related Posts
Lee Más

No, gracias

Claro que quiero verme bien, porque quiero ser mi mejor yo en todo lo que hago. Eso dista mucho de permitir que me moldeen, pinten, alarguen o enderecen. No, gracias.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Total
5
Share