El orgasmo es ampliamente considerado como el pico de la excitación sexual. El clímax. Esa sensación  de placer físico que incluye una descarga de tensión erótica acumulada, la hagas contigo mismo o con tu pareja o con varias personas.

Sin embargo, a pesar de ser una sensación generada normalmente por nuestro cuerpo, no se sabe mucho sobre el orgasmo, y no es hasta el siglo pasado, cuando las teorías sobre el orgasmo y su naturaleza comenzaron a cambiar drásticamente. Por ejemplo, todavía en la década de 1970 los médicos afirmaban que era normal que las mujeres no experimentaban orgasmos. En Sexual Behavior in the Human Male y Sexual Behavior in the Human Female de Alfred Kinsey se buscó construir «un cuerpo de hechos objetivos sobre el sexo», mediante el uso de entrevistas en profundidad, desafiando las opiniones que en ese momento existían sobre el sexo.

Posteriormente, el espíritu de este trabajo fue profundizado por William H. Masters y Virginia Johnson -sí los que conociste en Masters of sex– en el libro Human Sexual Response (1986), un estudio de observación en tiempo real de los efectos fisiológicos de varios actos sexuales. Esta investigación condujo al establecimiento de la sexología como disciplina científica y sigue siendo una parte importante de las teorías actuales y las etapas de una relación sexual y el estudio del orgasmo.

Las cuatro etapas de una relación sexual son muy parecidas a las de un relato. Tanto en el sexo como en las novelas o los cuentos, existe  principio, nudo y desenlace, aunque en el sexo, el desenlace se puede desglosar en el clímax o en un cierre. Lo curioso, es que de tanto al buscarle errores al encuentro sexual como a las historias en novelas o series -remember el final de Game of Thrones– siempre nos da por atacar el final: algunas veces por su rapidez y otras veces por falta de un epílogo.

El 8 de agosto se celebra el día del orgasmo femenino. Su origen tiene lugar en Brasil, en Esperantina, donde se detectó que el 28% de las féminas tenían problemas para alcanzarlo, así que como el placer o hablar del tema sigue siendo tabú para muchos, aquí dejamos unos datos for dummies para que seamos más del siglo XX que del siglo XV.

El orgasmo femenino

Meg Ryan tardó menos de un minuto en fingir un orgasmo en When Harry meet sally, sin embargo y aunque muchos hombres creen que es igual de rápido que con ellos, a las mujeres les toma en promedio 13 minutos llegar a un orgasmo real. A diferencia del orgasmo masculino que es «un asunto explosivo», los orgasmos de las mujeres trabajan a puerta cerrada, dejándonos muchas veces a oscuras sobre lo que realmente sucede durante el clímax. Y no solo en la duración, hay muchas otros datos que tanto los hombres como nosotras mismas desconocemos. Aquí datos, listas y muchas cosas interesantes sobre ti y tus orgasmos.

Los buenos orgasmos y comunicación

En cualquier tipo de juego sexual, la comunicación es clave . La ley no solo requiere el consentimiento literalmente, sino que decirle a su pareja lo que quiere, cómo y dónde es la mejor manera de garantizar el máximo placer. Es ideal tener estas conversaciones antes de participar en juegos sexuales, pero es igualmente efectivo para guiar a su pareja durante el sexo. Esto significa pedir lo que quieres, ya sea con palabras o con tu lenguaje corporal. Recuerda, que nadie lee la mente, a pesar de que queremos que nos la lean de vez en cuando en este tipo de situaciones.

Esto también significa estar abierto a la experimentación. Si tu rutina sexual habitual no te excita, entonces experimenta tocando nuevas áreas en diferentes momentos con otras partes del cuerpo (genitales, dedos, bocas) es el siguiente mejor paso para resolver el misterio que tienes con respecto al orgasmo.

También es importante tener en cuenta que experimentar y alcanzar el orgasmo no requiere de un compañero. Bienvenido los dedos y vibradores: el placer no depende ni tú tampoco: cuanto mejor conozcas tu ritmo con dedos y juguetes, más rápido podrás enseñarle a tu pareja a bailar reggaeton.

¿Qué sucede realmente durante el orgasmo en el cuerpo de la mujer?

Lo que sucede físicamente en el cuerpo de una mujer durante el orgasmo es esto: la vagina, el útero y el ano (y a veces otras partes del cuerpo, como las manos, los pies y el abdomen) se contraen rápidamente entre 3 a 15 veces, apretando durante 0,8 segundos a la vez. Las mujeres también pueden eyacular, liberando un líquido de la uretra que contiene una mezcla de líquido blanquecino de las glándulas peri-uretrales de Skene y la orina. No te preocupes: la orina es muy estéril y el líquido generalmente es claro.

Pero no todos experimentan el sexo y el orgasmo de la misma manera. Las explicaciones anteriores son excelentes puntos de partida, pero el sexo no tiene un manual. Es por eso que explorar en el momento y encontrar lo que su cuerpo ama es absolutamente clave.

Etapas hacia el orgasmo

En el estudio de Masters y Johnson se detalla el ciclo de respuesta sexual , que establece que hay cuatro etapas de la respuesta sexual:

  • Emoción. Inicialmente se enciende.
  • Meseta. Movimiento repetitivo que se siente placentero.
  • Orgasmo. El estallido de placer y liberación.
  • Resolución. El período refractario.

Si bien estas etapas son precisas, son demasiado generales, especialmente cuando se cruzan y no hay una resolución explosiva. También es incorrecto sugerir que el sexo termina en el orgasmo, porque esto sería negarle a muchas mujeres sus orgasmos al impulsar la idea de que el sexo termina cuando el orgasmo es alcanzado por sus parejas masculinas. Además, no todo en el sexo requiere un orgasmo y los orgasmos no significan que el sexo sea genial.

Los orgasmos pueden ser pequeños. Las pequeñas muertes, se llaman en México y pueden suceder muchas veces seguidas o solo una vez o no siempre suceder. No hay que definir los orgasmos por la descripción den otros… eso sería, en última instancia, una forma de recortar nuestro placer. Un tranquilo orgasmo en el clítoris puede ser alucinante, así como su orgasmo combinado puede ser divertido y la eyaculación de tu pareja pueda ser explosiva.

Si los cuerpos son diferentes, los orgasmos son diferentes. Pero el camino que se necesita para llegar allí se trata de experimentar, comunicarse e intentar nuevamente. Permítete sumergirte en las sensaciones del proceso de placer tanto o incluso más que el final.

Un plus: 15 datos que no sabías sobre el orgasmo femenino.

 

 

  • Los orgasmos no solo ocurren durante la estimulación sexual. ¡Gracias, gracias, gracias otra vez!
  • Las personas de todos los géneros pueden experimentar trastornos del orgasmo. Esto no es sobre el orgasmo femenino pero es un tip para que no andes diciendo tonterías sobre los trans.
  • Las personas trans pueden llegar al orgasmo después de la cirugía de reasignación de género
  • Los profesionales médicos y los profesionales de la salud mental definen los orgasmos de manera diferente. (Porque nadie se puede poner de acuerdo en esto)
  • Las mujeres pueden tener un orgasmo por tener sexo anal. Con un buen lubricante, todo será felicidad.
  • El 10% de las mujeres informan haber alcanzado el orgasmo a través del ejercicio. Ahora hay un incentivo adicional para ir al gimnasio.
  • El punto G no existe. Dejen de esperar a Godot y de comprar vibradores que venden placeres que no existen.
  • El orgasmo vaginal es básicamente un mito. Hola, Freud, Adiós Freud.
  • Repite conmigo: los orgasmos no son el objetivo final del sexo.

 

Más tips locos sobre el orgasmo en esta genial TED Talk de Mary Roach. (¡Los muertos pueden tener orgasmos! Bueno no tan muertos, pero véanla)

 

No seas egoísta, comparte:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •